El camino hacia la moda ética empieza en la reflexión

Para adentrarse en la moda ética el primer acto a llevar a cabo es la reflexión.

Nuestra propia percepción y los propósitos que decidamos tener van a guiarnos en la apasionante aventura que representa la vida. Para que podamos disfrutar plenamente del viaje, nuestros pensamientos y objetivos deben sincronizarse con nuestros actos. Debe existir coherencia y armonía entre ambas partes para que alcancemos el bienestar deseado.

¿Qué tipo de mundo quiero construir a mi alrededor? ¿Cómo puedo lograrlo? ¿Estoy actuando en consecuencia? Si la respuesta es sí, persiste. En caso de negativa, confía en una opción diferente, en una que te acerque más al destino al que quieres llegar.

 

Moda ética

 

Si tomamos el sector de la moda como un mapa y trazamos un punto definido por la ética y el progreso, ¿qué coordenadas marcarán el camino hacia una moda ética?

  • Norte o vista clara. Cada vez que compremos una prenda, tenemos que predecir si la llevaremos un par de días, una temporada o varios años. Alargar la vida de nuestras posesiones impacta positivamente en la industria textil ya que se reduce la producción masiva, los agentes contaminantes, las desigualdades laborales y la acumulación de residuos.
  • Sur o esencia. Las tendencias de moda rápida no deben incidir en nuestros gustos. Cada persona lleva implícita una naturaleza única y es el resultado de sus experiencias vitales. En nosotros debe recaer la decisión de comprar, y no en terceros. Así que antes de pagar por un artículo pregúntate si realmente te gusta, te hace sentir bien y representa tu propio estilo.
  • Este o creatividad. No existe el progreso sin una dosis de creatividad. Si siempre optamos por las mismas vías, las mismas tiendas, las mismas marcas… ¿Qué oportunidades les estaremos brindando a los que se salen de la ruta? La vida merece ser transitada por diversas sendas, de lo contrario, es posible que nos estemos perdiendo los mejores paisajes.
  • Oeste o curiosidad. Hazte preguntas. ¿Cuál es el precio ‘’normal’’ de una camiseta? ¿Qué consideras caro y qué barato? ¿Por qué hace 30 años la ropa tenía más valor sentimental que ahora? ¿A dónde va a parar toda la ropa que consumimos? ¿Quién paga las consecuencias?

Cada respuesta que descubras será un paso al frente hacia una moda ética y responsable, cada pregunta que ignores será un paso atrás. Si quieres ir descubriendo los valores sostenibles de nuestras marcas, puedes encontrarlos en nuestra página de valores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *